Centro de la ciudad

El centro de Budapest es una zona muy animada. Allí encontrará todo lo que da encanto a la ciudad, ya sea cultura, arte, fiesta, gastronomía o planes divertidos para familias. Esta zona alberga las iglesias más espectaculares de los distintos grupos religiosos que conforman la vida y la cultura de Hungría, y reflejan siglos de historia.

Mostrar más

En Budapest no hay tiempo para el aburrimiento

Una vida de cultura y arte

El centro de Budapest es una zona muy animada. Allí encontrará todo lo que da encanto a la ciudad, ya sea cultura, arte, fiesta, gastronomía o planes divertidos para familias. Esta zona alberga las iglesias más espectaculares de los distintos grupos religiosos que conforman la vida y la cultura de Hungría, y reflejan siglos de historia.

Esta es la parte de la ciudad que nunca duerme. No hay noche en la que no se pueda disfrutar de una cena deliciosa en alguno de los múltiples restaurantes de fama internacional, donde se le ofrecerá lo mejor de Budapest. Y, obviamente, no dude en acompañar la cena con un buen vino.

El centro de Budapest impresiona a primera vista, y sin embargo, tiene también innumerables rincones que descubrir. Entre otros, encontrará moda de gama alta, ya que allí se encuentran las creaciones de algunos diseñadores y artistas con más talento. De hecho, suelen reunirse en alguno de los cautivadores bares de ruinas, un ingrediente distintivo de la ciudad. Estos bares son una marca distintiva de la ciudad. Surgieron de forma inocente, en búsqueda de nuevas formas de diversión, pero han evolucionado y hoy en día atraen incluso a los clientes más exigentes. Muchos artistas y personas famosas vienen a Budapest para actuar, rodar una película o simplemente porque les encanta la ciudad y disfrutan del centro, tanto que optan por volver en vacaciones.

 

Actividades para todos los gustos

Las noches en Budapest pasan volando elija el plan que elija: planes bulliciosos o un paseo relajante por la orilla del rio, con opción a degustar alguno de los excelentes vinos húngaros.

Si lo que busca son juegos, también los encontrará en el centro. Si le gustan los retos intelectuales y quiere divertirse, acérquese a alguna de las numerosas salas de escape.

Lo cierto es que hay tanto para ver que ninguna guía podría recogerlo todo entre sus páginas. Adelante, tome una calle equivocada y déjese llevar, adéntrese en las pequeñas callejuelas y haga sus propios descubrimientos. Puede ser un pequeño café, un buen restaurante o un pequeño comercio en el que vendan el mejor vino que haya probado jamás. Y no podemos pasar por alto las galerías de arte, situadas no solo en las calles principales, sino también en rincones más escondidos de la ciudad. Encontrará grafitis innovadores y arte callejero de vanguardia junto a las tiendas de antigüedades en las que seguro encontrará algo de su gusto.

Resulta imposible describir toda la arquitectura que compone esta zona, donde se encuentran, entre otros, la Ópera, la Academia de Música y la sala de conciertos Vigadó. Hay que ver estos edificios en persona, de cerca o mientras se relaja en alguno de los bares situados en las azoteas, desde donde se respira toda su belleza y su historia.

Mostrar menos

Centro de la ciudad

Saber
más

dónde ir

Descubrir
Budapest

programas

También puede
interesarle