Hungría se ha ganado una merecida reputación internacional por sus numerosas fuentes de aguas termales y minerales. Repartidas por toda la geografía del país, invitan a los viajeros de todo el mundo a venir a calmar sus dolores, o simplemente a relajarse y a disfrutar de los múltiples servicios que ofrece el spa. Hungría es el quinto país en cuanto al número de aguas termales. Solo en Budapest podemos encontrar más de 100 manantiales y pozos termales, por lo que la ciudad se sitúa en el número uno del mundo. La variedad es inmensa y encontrará algo para todos los gustos. Tanto si lo que quiere es pasar una tarde relajada y, tal vez, recibir un masaje en Király, como si prefiere visitar el Széchenyi, el balneario estrella, o si quiere divertirse deslizándose por los toboganes de agua del Aquaworld, encontrará lo que busca.

Si busca un lugar tranquilo y relajante para ir en familia, debe ir a Király.

Construido en 1565, recibe su nombre de la familia König, que lo adquirió 200 años más tarde y lo convirtió en lugar de curación. Los visitantes se trasladarán a otra época. Su principal atractivo es que, como es menos conocido, no le visitan multitudes.

Detalles de contacto

Rudas deslumbra a sus visitantes con un interior ecléctico, sin olvidar el modo en que reúne 500 años de tradición y las exigencias de la era moderna.

Existen 21 manantiales termales que alimentan el baño, que se encuentra abierto a los visitantes siguiendo las tradiciones, es decir, con días solo para hombres y días solo para mujeres. En cambio, la moderna piscina de la parte superior permite en todo momento y a todo el mundo relajarse y disfrutar de las vistas sobre Budapest, incluso en invierno. Además de darse un baño tradicional, concédase un masaje, relájese en el sauna o disfrute de los beneficios de la cabina de sal.

Detalles de contacto

Szent Lukács es conocido por los milagros de sus energías curativas.

El camino que lleva al edificio de los baños está compuesto por placas escritas en numerosos idiomas, en las que se muestra gratitud por los asombrosos efectos de sus aguas. Lukács es inmenso. Cuenta con distintas zonas, separadas entre sí, para que puedan disfrutar tanto quienes buscan relajarse como quienes desean tratar alguna zona dolorida del cuerpo. Disfrute de uno o varios masajes, y después relájese en una tumbona de la zona exterior.

Detalles de contacto

Széchenyi es la estrella en este ámbito. Casi siempre está abarrotado, de gente tanto joven como mayor, y ofrece actividades para toda la familia.

Los baños son la joya de la corona del Parque de la Ciudad (Városliget), y uno de los destinos más populares entre los visitantes. La variedad de masajes que ofrece este lugar no tiene límites, dispone de 11 piscinas medicinales y cabinas de vapor; además, cuenta con luz natural, gracias a una ventana grande por la que penetra la luz del sol. Y si desea vivir una experiencia completa, ¡no olvide jugar una partida de ajedrez!

Detalles de contacto

Los baños de Veli Bej, que se remontan a la época del Imperio otomano, reabrieron sus puertas recientemente tras modernizarse y adaptarse a la era moderna.

Las aguas medicinales, las saunas y las numerosas opciones entre las que elegir, como las cabinas de vapor, lo convierten en un lugar perfecto de curación para quienes padecen síntomas reumáticos y para quienes desean relajarse. Estos baños son más pequeños que otros, por lo que es la opción perfecta si prefiere evitar lugares demasiado concurridos.

Detalles de contacto

Gellért es el baño termal histórico más conocido de la ciudad, ya que se construyó para gente de las altas esferas, y aún hoy es un símbolo de bienestar y confort.

Cuenta con numerosas piscinas termales interiores y otras piscinas, una gran piscina de aventuras exterior y una piscina de olas exterior en la que divertirse, además de una amplia gama de tratamientos médicos y de belleza. Puede relajarse en la sauna, en una sala de vapor o en la terraza, incluso hacer una visita al dentista.

Detalles de contacto

Aquaworld es uno de los parques acuáticos más extensos de Europa Central y dispone de múltiples actividades lúdicas para toda la familia.

Los niños se lo pasan en grande en los toboganes, pero la torre de 17 metros sube la adrenalina a cualquiera. Aunque de entrada Hungría no parece el paraíso de los surfistas, Aquaworld ofrece una piscina de olas donde los fanáticos de este deporte pueden surfear olas en un recinto cerrado.

Detalles de contacto

Los spas y baños intentan atraer al mayor número de visitantes posible. Se organizan eventos nocturnos en los que los baños y las piscinas se unen para ofrecer un servicio de spa con una luz diferente y en un horario distinto al habitual. En estas «fiestas» los visitantes están acompañados por un DJ, música en directo, películas, música y baile, todo ello englobado dentro de la exquisitez que es ir al spa. ¡Solo que en esta ocasión será de noche!

dónde ir

Descubrir
Budapest

programas

También puede
interesarle