Cuando la Ópera Nacional de Hungría (Magyar Állami Operaház) abrió sus puertas en 1884, crear la Compañía Nacional de Ballet y ubicarla allí fue perfecto – hasta entonces, a lo largo del siglo anterior, las actuaciones de ballet de Hungría tenían lugar, normalmente, en salones de nobles fincas. Desde entonces, el Ballet Nacional ha funcionado bajo la protección de la Ópera; no obstante, debido a las tareas de renovación que se están llevando a cabo, las actuaciones se han trasladado temporalmente al teatro Erkel (Erkel Színház). Las compañías internacionales más destacadas, entre ellas, las rusas, también actúan aquí.

Por otra parte, Hungría destaca por su tradición folclórica. Busque actuaciones de la Academia de Baile de Hungría, antes Honvéd Ensemble, fundada en 1949; actualmente cuenta con 40 miembros y su repertorio abarca la cuenca de los Cárpatos. Cuando no se encuentran actuando en Estados Unidos o para la diáspora húngara, es posible verlos en el bazar Várkert (Varkert Bazár) de Budapest y en el Teatro Nacional (Nemzeti Színház).

El Teatro de Danza de Budapest, fundado en 1991, sirve de unión entre lo tradicional y lo contemporáneo. El edificio del Teatro de Danza de Budapest, que data aproximadamente de 1700, cerró en 2014, y se creó un espacio nuevo en el parque Millenáris. Entretanto, el Teatro de Danza de Budapest siguió creciendo y actuó en Roma, Viena y Londres, además de las 70 actuaciones que ofreció en Hungría. Su repertorio actual incluye representaciones de danza de ‘100 años de soledad’ y de Ravel.

Budapest Dance Theatre - Photo: Gabriella Rácz

Además del Palacio de las Artes (Müpa), donde cada año se celebra buena parte del Festival de Danza de Budapest, el otro escaparate de coreografía contemporánea es el multidisciplinar Trafó del distrito IX.

En Budapest no son pocas las compañías que se llenan estos escenarios, empezando por la innovadora TranzDanz, a las órdenes del coreógrafo Péter Gerzson Kovács, quien desde hace más de 30 años ha combinado el baile folclórico y algunos estilos modernos con gran imaginación. Con un estilo parecido, poniendo énfasis en la parte visual, Experidance también ahonda en el folk húngaro. Fricska logró fama a nivel internacional gracias a su impresionante actuación de baile folclórico en programas de búsqueda de talentos en Hungría y el Reino Unido; después, actuaron en eventos deportivos y deleitaron a millones de telespectadores.

Fotos: Experidance

Yvette Bozsik puso en tela de juicio las barreras tradicionales y creó su propia compañía en 1993; por su parte, Éva Duda incluye a menudo pequeños bailes urbanos o artes marciales en sus coreografías, lo que las hace dinámicas y sorprendentes. Zoltán Fodor concibe bailes para su compañía INVERSDANCE que invitan a pensar y que incluyen tanto adultos como niños. Sus actuaciones viajan por todo el país y, recientemente, también a Ecuador.

dónde ir

Descubrir
Budapest